Grupos meta

Los proyectos fomentados por las Fundaciones Schmitz se dirigen a seres humanos que viven en pobreza y especialmente en sectores marginados en relación con la población local.

Eso se muestra normalmente porque esas personas no son capaces de participar en la vida social y sufren un déficit enorme en cuanto a su manutención y sostenimiento, careciendo de asistencia médica, vivienda, etc.

Llegar a un efecto amplio
El objetivo es alcanzar una multitud de personas con los proyectos fomentados para que la ayuda sea lo más efectiva posible.

Por eso los proyectos se dirigen más que nada a grupos como por ejemplo comunidades de pueblos, cooperativas o grupos de ahorros o créditos. Pero también grupos destinatarios especiales como niños en la calle, huérfanos, adolecentes de familias disfuncionales y grupos de personas especialmente perjudicados.

Fortalecimiento de las iniciativas propias
Una motivación alta e iniciativa personal de las personas beneficiarias, participación en la acción y en las decisiones durante del proyecto llevan a la necesaria identificación con la idea del proyecto y la aceptación de las innovaciones. Estas son los criterios decisivos para el futuro éxito del proyecto.

Por esa razón, preferimos los grupos destinatarios que ya han empezado algo antes del comienzo de un proyecto y que mostraron con su propia iniciativa su motivación para „su“ proyecto.