Principios del fomento

Las ideas y propuestas para los proyectos vienen siempre desde los paises en los que trabajamos. Las fundaciones Schmitz apoyan sobre todo pequeños proyectos que estan concebidos en el terreno mismo y que ayudan en forma directa a la gente.

Solemos tener un diálogo cooperativo y abierto con nuestros asociados y grupos destinatarios . Una confianza recíproca y transparencia forman la base de nuestro trabajo.

Para el analissis de factibilidad de los posibles y para la evaluacion de las perspectivas de fomento, la Fundaciones Schmitz tienen establecido los siguientes lineamientos:

  • Los proyectos a emprenderse deben de orientarse en las verdaderas necesidades de los beneficiarios. Además deben de estar planeados y realizados con la cooperación de la población local.

  • Los proyectos tienen que estar claramente definidos y con una duración limitada. (Máximo 4 años). Hay que evitar algunas cargas adicionales o dependencias permanentes de los fomentadores por causa de la ejecución de los proyectos.

  • Se exige la cooperación del grupo destinatario en lo posible en las necesarias actividades del programa.

  • El concepto de los proyectos debe de tener la meta el objetivo de “ayuda a ayudarse”. El apoyo financiero solicitado tiene que tener la función de un empuje a través del cual el grupo destinatario esté reforzado en sus actividades propias.

  • El efecto de los proyectos llevados al cabo debería ser eficaz y de larga duración y conceptuado de tal forma que el grupo destinatario sea capaz de continuar independientemente con el trabajo.